La importancia de la información

Fábula naturaleza, “Un viaje por las estrellas”

Al día siguiente, en la montaña, estaba inspirado y escribí este fragmento con todo lo que podía contemplar mi mirada. Cogí papel y bolígrafo y describí lo que vi:

Desde aquel punto tan elevado de la atalaya se hacía posible contemplar el inconmensurable  paisaje que restaba debajo de mí. Se veían árboles, maleza, zonas urbanizadas y poblaciones …
Poco quedaba más elevado más allá del horizonte que alcanzaba mi vista, desde allí se divisaba toda la naturaleza, naturaleza que nos había hecho personas y que nos había permitido alcanzar esa magnitud: nos había permitido llegar prácticamente hasta donde habíamos deseado abarcar. Habíamos aprendido tanto de ella … El hombre había sido el alumno más aventajado de la naturaleza y eso nos permitió ser maestros del resto de animales y seres vivos que nos rodean. Pensaba, claro, que siempre hay algún alumno rebelde, que se incluye entre la fauna como un integrante más, y no quiere progresar. Su elección es quedarse allí, cada uno era libre de escoger. Y es que el crecimiento del hombre no ha sido fácil: el hombre, como mamífero, ha tenido que ir progresando poco a poco, y paso a paso es como se ha convertido en lo que es … Entonces percibí como había sido la evolución de las especies: El hombre primero fue mono, un animal que se caracteriza por desplazarse sobre dos pies, y por su sociabilidad. Y es que el “hombre-mono” hacía muchas tonterías y se divertía mucho. Era un animal simpático, gracioso e inofensivo, pero no era muy respetado por el resto de animales, era el chistoso de las especies. Al menos eso es lo que debió pensar en ese momento el mono… había tantos seres que se comportaban así….Llegó un día en que alguno de los monos sintió pudor y se cansó de ser el necio del mundo, y observó todo lo que tenía a su alrededor, como hacía el lobo, un animal más temido, pensó que si la característica principal del lobo era la observación, él también podía observar. Además descubrió que la naturaleza le ofrecía mucho más. Descubrió que la carne de otros animales  le alimentaba y comenzó a cazar. Había progresado bastante, pero todavía le faltaba mucho…Había muchas especies con las que seguir aprendiendo. Comenzó a captar las sensaciones que la naturaleza le ofrecía, como hacen los felinos, y eso le permitió saltar sus primeros obstáculos. También vio que había animales muy inteligentes que utilizaban su ingenio para pescar y cazar. De este modo el hombre se convirtió en un mejor cazador y pudo alimentar a sus descendientes. Ya había dos especies a las que agradecerles todo lo que habían hecho por él y para agradecerles cuanto le habían sugerido permitió que fueran sus compañeros más próximos: domesticó gatos y perros, y les  menguó el temor que sentían por aquel ser que era capaz de razonar. Desde entonces siguió observando y captando todo lo que la naturaleza le proporcionaba: Y se dio cuenta que había animales que tenían una característica inédita hasta entonces, animales que cantaban y volaban, y que alegraban el paso del tiempo, los pájaros. Y mientras iba aprendiendo, también iba ayudando estos animales a convivir con él.
Miré hacia arriba, y vi el águila. El hombre se quedaba impresionado con el vuelo de las águilas, con sus extensas alas se sostenían en el aire sin mayor esfuerzo, de este modo, observando todos estos seres, el hombre descubrió que se podían hacer muchas cosas para mejorar su comodidad. Y es que el hombre fue tan perro que no se quería cansar desplazándose: paulatinamente ideó la rueda, la bicicleta, los carruajes, los coches y las motos. Su picardía se agudizó: se volvió un perro viejo, empezó a saltar los primeros obstáculos como los gatos. Estaba tan contento que comenzó a comunicarse, a hacer música y cantar como los pájaros, haciendo volar su imaginación consiguió otra hazaña, uno de sus sueños: elevarse, imitando la grandeza de las águilas, así surgió el avión. Y lo vio claro, todo aquello era simple, el hombre hacía volar su imaginación y era terco como los toros.
Claro que cuando dirigía mi mirada más abajo, me daba cuenta que el importante de los ingenios había sido otro: Y es que yo me daba cuenta que justo antes, el hombre había sido mucho más primitivo y sencillo, sencillez que veía en el revoloteo de aquellas dos mariposas, volando juntas y llenando el paisaje de colores. Dos mariposas que jugaban y que no sabían volar demasiado alto y se habían hecho grandes siendo, simplemente, unas larvas, un ser sencillo, primitivo, y sin complicaciones, que antes, mucho tiempo antes había sido “monocelular“. 

El saber

Hay muchas personas que tienden a reservarse su opinión, siendo estas muy valiosas, no conocen con profundidad algunos asuntos, la comunicación es esencial, la importancia de las opiniones y las informaciones, el respeto, el progreso, son tan relevantes,…como el trabajo diario y poder desenvolver con el más pleno desarrollo que todo individuo puede llevar a cabo,  en ocasiones la verdad  es un sitio pequeño, un vínculo que hace añicos otras situaciones y cuando se rompe, sale absolutamente el sol para algunas personas, la transparencia dice mucho de la valentía y la nitidez, la transparencia  es la libertad y la libertad es la naturaleza. Seguir leyendo “El saber”

Halos aleatorios del camino

Siempre había quienes trataban de adaptarse aparentemente en las ambigüedades, e intentaban abastecer la imagen que siempre habían pretendido abastecer, como las princesas de hadas de cuentos extraordinarios en los que en la apariencia y la maravilla se procuraba  vislumbrar por muchas de esas doncellas en esas intenciones que camuflaban intrínsecos desengaños pero que buscaban ese maravilloso escondite en cada uno de lis recodos del camino, unos querían crecer, otros y otras tan solo crecieron engañándose peligrosamente tratando de encontrar el tesoro, otros querían permanecer en un halo, como quien quería esconderse tras malezas y arbustos y arboledas y en agujeros negros en el demasiado extenso manto diario.
Eran escenarios de creaciones  que algunos podían abastecer a encontrar mientras que el aburrimiento podía aparentar someterlas, como de esos individuos que se iban adaptando sin aleatoriedad en la ajenidad, sobre la marcha
“Un viaje por las estrellas”, Jordi Gonell

Tareas ensombrecidas, la memoria y naturalidad.

En la actualidad hay aspectos de una gran incumbencia, no se reconoce una tendencia habitual, ni tan solo en la posibilidad de solventarse una exterioridad en la huida que la propia inercia natural podría desenvolver.

Las relaciones entre personas se podrían ver alteradas por algunas divergencias ya surgidas, como la pérdida de una cierta identidad personal y la memoria o recuerdos. La problemática se podría basar entre aspectos que afectan la generalidad desde lo individual como la naturaleza humana en todo lo comprende a sus intenciones y la contaminación

Por otro lado en la situación de función hay personas que en la proyección de sus carreras se ven sometidas a dificultades, la gran mayoría de profesionales siguen tratando de aportar soluciones con la expresión de su  conocimiento, pese a las dificultades que surgen en el entorno , creo que es imposible establecer una información objetiva completa de como solventar el problema si no es resuelto con esfuerzo, cada persona debe tratar de hacer su función.

Los aspectos humanos aun existentes pese a que algunas poder ser optimistas en sus contradicciones se alejan de resoluciones científicas, pero el trabajo global para hallar soluciones, es de gran significación, como el apoyo a la naturalidad en las distintas formas y la posible libertad personal en las etapas

En un punto de vista surrealista el aspecto que algunos podrían ver como beneficio engañoso es querer ver un cierto alejamiento del odio camuflado que podrían existir,alejado de enfrentarse a situaciones  complejas como las actuales y alejadas de lo más apropiado para la continuidad.

Ante la situación delicada cada persona debería arriesgar sin alejarse de lo necesario para estar reconfortado y recobrarse la alegría sin interrumpir ni damnificar la fortaleza de lo inteligente ni la economía personal o  la manifestación de la propia ambigüedad de la convivencia y los conflictos positivos sin alterar las fortalezas personales que suman en lo colectivo

….Lejanías perturbadas…….esperanza

Se aproximaba en una y otra ocasión a poder ser participe de ocasiones muy distintas y diversas y de una cierta ambigüedad, situaciones que ofrecían variaciones que nunca recreaban ninguna otra barrera más que alejarse de ningún otro aspecto más allá que aquello que pudiese ser un simple detalle de una cierta relevancia o repercusión, como imaginarse ondas o relieves en terrenos que se alejaban de poder ser limpios en la gran mayoría de oportunidades o ser propia de rayos estelares y otros dibujos próximos al suelo, situaciones y emociones fascinantes, cuentos infantiles que acercaban la madurez de algunos individuos, y poder  imaginarse alcanzar a poder ser él mismo esa persona tan adecuada como para generar situaciones de una ciertos margenes del terreno o en algunos de esos tantos aspectos algo transversales que podían dar lugar a poder ocasionarse o situarse como especiales para recrear muchas antiguas órbitas  o dar como fruto alguna nueva situación en la medida de lo posible u ofrecer alguna ocasión algo más remota o peculiar  en cada uno de los pequeños margenes que separaban las emociones de algunas irrealidades que pudiesen sucumbir en la medida de lo posible, sensaciones que aproximaban historias o vidas y existencias de una cierta hipocresía en algunas oportunidades mientras que en otras tantas diversas situaciones generaban esas moralejas tan indescifrables, todos esos y cada uno de los números o cada una de las letras de sinfonías que podían dar pie a originar otras diferentes obras o plantas de  edificios y balances que cada persona encontraba en el recodo de su camino cada jornada que se lograba alejar plenamente de si mismo sin aproximarse ya nunca a saludar a nadie más ni poder decir ni tan siquiera una salutación más que despedirse en alguna de esas oportunidades de otras moralejas antiguas y algo obsoletas, que casi podían encerrar el carácter o la personalidad algo propia de embarcarse en esferas antiguas y circunvalaciones que podía ver en el cielo, como cada una de esas luces tan plenas a ofrecerse entre aspectos brillantes en alguna timidez que se alejaba al aventurarse siempre que era posible en ese camino, esa senda nueva, que ofrecía esa posibilidad de adentrarse y poder ver al fin o descubrir muchas batallas en cada una de esas opciones de poder verse algunas palpitaciones más leves, o en otras ocasiones lograr y  atreverse a alejarse de otros terrenos y saber ya que había visto algo que sus ojos dibujaban en cada uno de esos remotos firmamentos tan originales y alejados de una cierta contaminación del medio, ese medio ambiente tan pulcro y tan limpio, que establecía muchos más niveles más allá de ese ofrecimiento que en algunas oportunidades podía presentar algunas tímidas sonrisas, mientras que en otras oportunidades quebrantaba otros dolores de cabeza y alejaba ciertas intolerancias sin pretender destacar ninguno más de esos ofrecimientos tan apropiados de esa esperanza de hallar esa vida en algunos de esos instantes en ese aire tan limpio, como otras situaciones más relativas de esas villas nuevas o esas casas más antiguas u obsoletas, esas masías más remotas a ofrecer tanta diversidad o alguna de esas tímidas incertidumbres y otras ocasiones para lograr desmarcarse del resto de personas o cada uno de esos individuales caracteres que cada persona podía hallar en esos recodos que las personas veían al descubrir esa luz en el horizonte, esa lejanía que aproximaba al fin algunas personas y de alejaba de algunos muros antiguos que ya habían podido ser más descubiertos al hablar entre ellas, al expresarse y surgir palabras en cada uno de esos caracteres tan diversos, esos caracteres o pequeñas uniones que nunca podían separar a las personas, si no que eran esperanza de lograr unirlas en algunas de esas tantas plenas esperanzas de generar tantas uniones muy distintas o plenas, esas virtudes tan gratificantes entre algunas luces que se podían establecer siempre en las calles o en las pequeñas y diminutas habitaciones, como ese hola o ese adiós que cada persona encontraba en esa pequeña fábula que algunas personas construían por si solas, mientras que muchas otras personas diferentes lograban establecer en cada uno de los aspectos más plenos y diferentes y muy distintos todos ellos

Palabras, sonrisas y detalles nuevos

Le mandaban sus recelos y algunas situaciones algo antiguas y remotas, buscaba esa estrategia de pensarse ser ese quien era serio y a la vez era una persona de plenos caracteres variables difuminados por dosis de alegría y dosis de alguna emblema mientras construía esa figura que se podía movilizar y acercarse a posturas alternativas o posturas que eran propias de desatar esa ilusión y ese desparpajo, ese carácter era cercano a esas calles tan llenas de piedras, esos muros que en ocasiones parecían ser esa vecindad que se protegía y en otras soltaba algunas lágrimas, siempre que podía guardaba su lágrima en el bolsillo y levantaba la otra lágrima, mientras se abría alguna frontera a la esperanza de verse ya fortalecido tras tanto espanto, las palabras se unían unas a las otras, cada uno de los detalles de las personas podía ser separado o unido a ambigüedades de sensaciones, cada persona podía escoger ser efímero o ser fruto de la constancia y de miscelanea, de alejarse de ser ambigua la verdad de las sonrisas y del movimiento, de sumergirse en pozos profundos y poder descubrir esa agua algo especial, como si de la confianza y del contacto las personas alimentasen su alma en algunas ocasiones, mientras que en otras ocasiones se viesen perdidas en pretender ser dueños de algo, que en otras oportunidades se escapaba de cada individuo conforme crecía y avanzaba en esa plenitud, que crecía en tantos manuales extensos de una gran emoción en la cual cada persona se imaginaba poder ser dueño de un nuevo papel y fortalecerse en ese papel al tirarlo al suelo y poder pensar que detrás había un árbol gigante, un árbol de pasos nuevos que se restablecían en niveles nuevos al salir el sol tras tantas nubes como se abrían tras tanto sol como se había hecho de referencia, como muchas referencias en las que muchas personas se querían imaginar ser, como dueños de ese cuento imaginario, en la que naturaleza buscaba escaparse de nuevo y adentrarse en cada una de esas arboledas y esas confianzas que habían surgido, como la persona buscaba esa palabra que en la mayoría de ocasiones era volátil, mientras que en otras ocasiones se podían obsequiar tantos detalles como se pudiesen hacer imaginables en cada una de esas esferas, en cada uno de esos círculos que envolvían la luz de la vida y delataban otras colectividades y enfurecían algunas de esas personas a conseguir adentrarse de nuevo a descubrir cada posición, como si las piezas del tablero fuesen de nuevo ese detalle construido, esas obras que nacían en medio del bosque sin que nadie las descubriese, sin que ningún otro detalle fuese ese individuo que ya se podía alejar del pasado buscando la humildad de nuevo….

 

 

Tiempo…, brevedad, belleza, libertad, progreso, generación, vida

No hay nada más tradicional que la agricultura, la caza o la pesca,  tanto los que procuran del trabajo en el campo como quienes se aventuran a cazar o pescar son cercanos a la naturaleza, la sabiduría propia de las tareas y los ciclos naturales se trasladan de generación en generación, de padres a hijos, por mucho que la modernidad influye en ellos, la creación es más fuerte, estas tradiciones son arraigadas al medio ambiente, a la perseverancia y poder ser cercano al medio.

La perseverancia en estas profesiones es muy importante, no son sencillas estas faenas, los agricultores deben estar disponibles jornada tras jornada, pueden disponer de breves descansos, deben ser generosos en el esfuerzo, quienes se esmeran en labrar la tierra, o en cuidarla aman sus jornadas, como quien decide a cada instante y en cada momento ser cercanos a la naturaleza, no es propio de la monotonía.

En las labores del campo se debe estar pendiente de la siega, estas tareas te llevan a ser equilibrado, como la cosecha del cereal o cuando vas a comprar el pan, reconoces el esfuerzo que hay detrás. La caza, la pesca conllevan trabajadores humildes que pueden ser habituales y conllevan entusiasmo y esfuerzo, y a veces también son especiales. Quienes conocen el medio ambiente saben de la importancia de sus hijos, como de las amistades que pueden tener y que se alimenten bien en todos los sentidos, como pueden ser sustanciales aquellas creaciones que puedan leer sus descendientes, fruto de escritores sencillos y extraordinarios, un texto puede ser un buen compañero de viaje en el periplo de la vida, las personas humildes que se emplean en estas tareas pretenden que sus hijos se alimenten de buenas lecturas, que cuiden bien de esas obras y de los objetos y los seres, y que sepan compartir, como ellos mismos hacen con los lindes de sus vecinos, o con sus compañeros de caza o de pesca cuando salen a la mar, conocen la importancia de los productos naturales, como cuidar bien de esos detalles como las sonrisas y de sus familias, es propio de personas comunes quererse, es habitual en quienes se esfuerzan por tener a sus hijos alimentados.

Es muy importante el respeto, de hecho todo agricultor se esfuerza en su trabajo. Como todo “cazador” o marinero, va en búsqueda de tener su círculo alimentado en los transcursos de sus jornadas, sus relaciones incluyen la amistad, todo amigo y humano fomenta la libertad para que los otros puedan llegar lo más lejos posible, y si no son respetados, lo expresan.

Un concepto muy importante es la empatia, todo agricultor tiene empatia por su trabajo, entiende que toda cosecha es substancial, que son muy importantes los árboles, como la siembra y la recolecta del trigo y la cebada, sabe que todo tiene su proceso, la naturaleza es bella, y no es bueno aburrirse, ni obligar a aburrirse, ni encerrarse, es bueno estar al aire libre, son bellas las flores, es muy gratificante el fruto, como priorizar y “aclararlo”, la naturaleza es el primer maestro de todo humano, que gran lección la de priorizar y seleccionar entre la misma información facilitada en cada uno de los casos, saben que todos los animales tienen su función, como cada uno de los peces en el mar es diferente, hay miles de especies, y entre ellos tampoco son iguales, ni los propios granos de centeno son idénticos.

En el campo es necesario rociar las plantas con insecticidas para interrumpir aquello que puede dañar el fruto, hay mucha metáfora intrínseca en la naturaleza, es como la raíz propia, la belleza puede ser femenina, como la inteligencia y la movilidad o generosidad, a veces parece como si el vigor pudiesen ser las raíces de uno, como ese concepto abrupto con que se forma, con el tiempo cualquiera puede descubrir como la belleza es la expansión de la naturaleza, como lo que se ve de la planta, es bello esperar la floración, a veces se asemeja ese proceso a cuando esa doncella espera el beso de la persona adecuada, como la naturaleza espera a las abejas, y no todas las flores ni los frutos resisten en un solo árbol, además la fruta tiene que madurar, como el amor, como el centeno. Tal vez sea cierto que el trabajo duro lo hagan las raíces, ellas y las flores son una sola cosa, como la unión debería ser propia de las personas y en realidad está actualmente tan alejada, cada uno va a su aire, como la creación, por suerte perdura a las inclemencias, que importantes los trabajos tradicionales…y poder mantenerlos….

Posiblemente el hombre lo pueda hacer mejor, son sabios los agricultores para estar cerca de la tierra, o los pescadores cerca de ese mar que aman, es su vida , les gusta la satisfacción de recoger esa vitalidad que les puede ofrecer la naturaleza.

A quien le gusta el campo entiende de los cambios de tiempo, le gusta la variedad de su trabajo, y adora las raíces, entendiéndose estas como los conceptos propios de su labor, aprendidos de otros o de sus familias, como pueden ser familiares indirectos, los amigos o los libros. Es cierto que aprenden mucho de la práctica, pueden entender que ningún año es idéntico al anterior, como ninguna persona, como ningún árbol, ni ningún tronco, o cosecha, y que hay muchas especies de vegetales, que no son personas, pero los respetan, saben que se debe considerar a las personas, y que deben ser más importantes que los árboles, pero hay que empezar por apreciar esos grandes seres vivos, de los que podemos aprender tanto.

Saben de lo gratificante que resulta ver una salida de sol, y descansar en la sombra de un olivo al mediodía.

Se esfuerzan cada día, y saben que eso es muy complaciente, muchos aprecian que se respete su trabajo, saben que es difícil que en un campo haya un incendio, o que pueda llegar un fenómeno brusco en el Mediterráneo o en la Península Ibérica, pero conocen que la naturaleza es sabia, que puede haber cosas inexplicables, algunos creen que pueden existir esos aspectos inconcebibles del destino, como el azar, porque crecieron extrañados muchos por las casualidades que existieron en sus vidas, por ciertos aspectos azarosos como su manera de ser y su lugar de nacimiento, pero sobretodo son prácticos, pueden creer en cierta magia, e imaginarse cuando va a llegar un cambio de tiempo brusco, saben del respeto a la naturaleza como los que más, también pueden respetar a las personas, muchos de ellos aman su vida tanto…, habrá de ellos quienes permanecen en sus casas pequeñas y no saldrán en exceso, acostumbran a no ser muy vanidosos, son sabios y saben de la relevancia de los frutales, como los robles o las encinas u otros arbustos y sus raíces,  pueden entender que las raíces para un escritor puedan ser frases respetadas a lo largo del tiempo, fruto de la propia evolución, como “La vida es sueño”, de Calderón de la Barca, y que es bueno tener tiempo para poder disfrutar de los grandes detalles de la vida, como del propio fruto del trabajo, comprenden también que hay algo mejor que lo anterior, aunque entienden que en el campo, por mucho avance que exista, su tarea se mantiene más o menos tradicional, como en el proceso de elaborar el pan, pueden creer al mismo tiempo algo en el destino, porque han nacido en ese lugar, y pasa cerca un camino, entienden que los amigos deben ser personas libres y respetadas, porque son quienes pueden aportar a sus hijos, pueden ser buenos padres para sus descendientes y son conscientes del respeto a la humanidad, a la tradición y al avance, saben que en la naturaleza hay ciclos, y que esos ciclos influyen en sus árboles, conocen que hay aspectos que se repiten cada año, esperan con deleito la lluvia, también saben que es bueno progresar paso a paso y dar ejemplo, y que todo el trabajo requiere su esfuerzo, y respetan su afán y se cuidan.

Pueden saber también que hay muchos tipos de personalidades, y que el fruto vale un precio, con ese valor alimentan a sus vástagos, es fruto del trabajo diario, y saben de la dureza de sus labores, valoran también los grandes creaciones en distinto ámbitos, saben que tienen mucho valor, como todos los trabajos pueden dignificar la persona, dan importancia a las generaciones y a la mejora, por eso muchos de ellos no quieren que sus hijos pregunten ¿Cuánto falta?…refiriéndose al tiempo restante para dejar de trabajar. Quieren que escojan bien su camino, todo buen padre sabe que cada persona es distinta, y reconocen la relevancia de las sendas, se debe hacer lo que a uno más le agrade, la agricultura, la pesca, la caza, son bellas, ellos aman su existencia, como cualquier obrero o profesional puede querer su trabajo, pero si pueden conseguir un mundo mejor para sus hijos será más satisfactorio para ellos, como que las generaciones progresen, son muchos quienes creen en el avance y lo aman, tienen empatia por los otros y saben que son diferentes, como cada árbol, ellos saben que incluso cada fruto y cada flor es distinta la una a la otra.

Cada marinero o pescador al salir cada mañana conocen de la dureza del clima, pero les espera la pesca, en medio de un día claro les puede sorprender una tormenta, sin embargo aman dejar caer las redes y coger su recompensa.

Todos ellos conocen que hay trabajos de regeneración que son fruto del avance de grandes seres humanos, y que todos merecen un respeto, ellos se pueden percatar de estos aspectos, saben que la naturaleza también se regenera, como son conocedores de lo substancial que es la libertad, algunos han arado la tierra cuando estaba demasiado seca, para que entrase nuevo aire, en muchas ocasiones, también han regado los arboles tras construir canales, han arrancado la mala hierba, las personas para crecer muchas veces necesitamos libertad e independencia, oxigenarnos y a veces cambiar de aires, como las plantas que necesitan renovarse y que entre aire nuevo.

Los árboles, son de tal magnitud, tan complejos, tan inexplicables, que florecen, en ellos crecen nuevas hojas, se regeneran en invierno, dan fruto, son bellas todas las estaciones, los que aman la tierra aprecian como nadie esas estaciones, con distintas preferencias, aman también el frío, es bello el invierno, los arboles reposan, ellos también lo hacen si trabajan con frutales, son unos meses de algo más de descanso en algunos casos, como el otoño en otros, aprecian la siembra, saben que ese trabajo del sembrado dará fruto a una nueva cosecha, como los grandes libros son grandes ejemplos de personas especiales, que también esparcen sus semillas, como otros grandes profesionales, resulta bello que un libro sea fácil de entender sin que por eso se aleje de hacer pensar en aspectos profundos, también saben que no todas las plantaciones aguantan el mismo tiempo dando fruto, y que hay diversidad de ellas y algunas son enormes gestaciones, son una gran riqueza para los campos o los bosques, es curiosa la similitud entre lo tradicional y algunas otras profesiones, o la vida misma.

Les gustará a muchos agricultores airearse un tiempo y salir de algo tan ordenado como un huerto, es fruto de su trabajo toda esa cosecha, saben del espacio que requieren las personas, cómo la privacidad, y el respeto por su trabajo, saben que las arboledas frondosas son muy bellas, para ver un gran monte entienden que deben desplazarse, en esas arboledas ellos encontraran un sentido de una mayor liberación, como otros campos y bosques, pero en general los montes dotan a uno aun de una mayor sensación de libertad, aman al volver, ver sus campos de trigo y verlo crecido. Un campo tiene ciertos límites, pero llegan a entender que paso a paso las personas han ido ganando independencia, ellos mismos son conocedores de otras dificultades, entienden de su esfuerzo, y conocen su entorno y su país, a veces no tienen mucho tiempo para mirar la televisión, cuidan de sus familias, comprenden como seleccionar las acciones en su tiempo, como seleccionaron las flores los mismos frutales y el viento, aprecian el tiempo para estar con sus amigos, como todas las personas, y de la importancia de no complicarse la vida y de la humildad, como todos los seres humanos sencillos, es la base de la amistad, como no entrar en conflictos y lo vital que es la alegría.

Sus esposas e hijos, están tan contentos de sus vidas, que valoran la amistad y los detalles, las personas francas saben que no todo es el trabajo, y quieren que sus hijos, amigos, nietos, tengan libertad para tomar decisiones, muchos de ellos se aprecian mucho a sus sucesores, saben que algunos no dan buen ejemplo, pero ellos también fueron jóvenes, y entienden algo como las grandes personas, como sus propios vástagos también pueden entender más que otros, sabrán que no toda la evolución tecnológica es buena, se preocupan por el avance de la sociedad, pero todos ellos sobretodo respetan la importancia de la tradición, saben que el misterio de la creación se basa en ello.

También hay quienes con otras virtudes pueden disfrutar de la nueva tecnología, lo importante es la convivencia y la diversidad, existen diferentes caracteres y actitudes personales, como diferentes árboles en muchas zonas, pero se entiende que la inteligencia siempre busca los puntos más moderados posibles, como en un huerto conviven sin problemas y en “silencio” las grandes bazas y plantaciones del agricultor, hay distintas profesiones en una región, no todo son campos en algunas zonas, ni solo hay esos trabajadores, puede haber modernidad y tecnología, lo importante son los sentimientos humanos, en ellos se basa el control de las propias emociones, el control entendido como no generar mal, es esencial controlar los impulsos y tener gran responsabilidad, con un teléfono actual, un potente ordenador,…es bueno preocuparse por el bienestar de las futuras generaciones, los videojuegos pueden hacer mucho bien y generar mucha ilusión, pero con dosis correctas y criterio, como quien maneja un “gps”, pero ellos temen porque a veces una plaga hace mucho daño, como unas pocas personas pueden influir mal al resto y ser sus actitudes muy dañinas, fruto de muy malos ejemplos, la propia tecnología mal utilizada causa estridencias. La siembra es importante para todos los seres vivos, porque así esperan la cosecha, cada día es bueno sembrar buenas acciones.

Para que el mundo avance, para que no se repitan errores, es importante cuidar lo que se hace, ha tenido que existir regeneración natural frente a grandes problemas, se tiene que avanzar con mucha precaución en aspectos como el odio, hay partes muy bellas en la humanidad y en la vida, muchas personas no perciben la belleza como una magnitud de bienestar, aspecto al que la mayoría de trabajadores del entorno natural sí que están atentos, esta incluye la misma metamorfosis, el cambio, el hombre puede ser culto, entiende que el dinero es importante, hay muchos que aprecian la elegancia de un billete, todos ellos valoran la grandeza y el respeto por sus trabajos, como por el esfuerzo que hacen, algunos pueden haber generado dinero con su entrega, la experiencia es muy válida, pero no lo es cegarse por la riqueza, hay muchas personas que prefieren disponer de un hogar y una vida sencilla, alejados del estrépito, muchos de ellos fueron aventureros a lo largo de mucho tiempo, tal vez no lo digan muy alto, qué necesidad hay…

Entienden que hay muchas personas en cada ciudad, pero que no todos los vecinos son iguales, es bueno generar bienestar para el futuro, el juego en equipo es importante, como también mirar espectáculos deportivos, todos ellos entienden que la metamorfosis es algo muy complejo, que la metáfora es un recurso estilístico, y que de hecho hay cierta similitud en la morfología de las palabras, en su forma, y que una de ellas es ese concepto que da lugar a esa mariposa, creen en cierta magia, pero son realistas, porque no hay nada más mágico que la naturaleza, el mundo es el mago, nosotros somos seres que podemos entender y gozar, en la metamorfosis lo que cambia es la forma, que metáfora de la vida que muchas veces en la humanidad cambie más la forma que el contenido.

Hay muchas de esas personas sencillas, tengan la profesión que tengan que habrán estado alguna vez en su pasado en algún restaurante de cierto lujo, comiendo productos que son propios de su esfuerzo, pero en su vida son austeros…eso sí, apreciarán esos instantes, y los recordarán entre sonrisas, como también muchos de ellos querrán que sus hijos encuentren esos placeres en la vida diaria, saben que hay quienes miran hacia otro lugares, tal vez no lo vean como algo común, pero lo consideran, a veces algunos de ellos leen grandes libros, muchos conocen sus trabajos bastante bien, saben de la existencia de muchos misterios, y los honran, también pueden ser respetuosos con ciertas diferencias entre amistades y familiares, sabiendo que existen diferentes aptitudes, y que todos somos distintos, conocen que hay quienes estudian carreras y esos buscan también ese enigma, deben conocer novelas increíbles y muy entretenidas y entienden la diferencia entre algunas palabras, como esas mismas bellas metáfora y metamorfosis, todos ellos cada mañana comen pan para desayunar, que es causa de su esfuerzo, como ellos mismos gozan con ese alimento, o con esas truchas que son los productos que les nutren para divagar después cuanto quieran.

Lo que es relevante es la intención y la emoción, en como se esfuerce cada trabajador en su labor, como también el razonamiento y saber dejar enfriar algo un tiempo, como las disputas y rivalidades, o el cambio, como el día y la noche misma podrían ser un ejemplo, como se pasa del calor diurno al reposo nocturno, y eso lo agradecen los propios vegetales, es vital para los campos y las futuras cosechas, como la primavera, el verano, el otoño y el invierno.

Hay aspectos que pueden resultar muy difíciles de deducir, como la intención de las personas, ese control depende de la emoción. ¿Qué importancia tiene llegar al fondo de  algunos conceptos, cuando la vida humana se basa en la capacidad de socializar, entendida como alegría y honradez?, Hay conceptos difíciles de interpretar, pero la metamorfosis es la generación, es importante siempre gestar bienestar, en esas carreras muchos conceptos fueron ya entendidos, como que la metamorfosis, es el propio cambio en sí, lo que resulta de gran belleza es la magia intrínseca en esa regeneración, y la consideración por ese propio misterio, como la admiración a la emoción humana, y el respeto a la libertad, la alteración es sinónimo de vida, ¿Pero de hecho el gusano, la oruga, ya era una mariposa? No tenemos que despreciar al gusano, será una mariposa posiblemente, y seguramente ya era feliz, eso sí la permuta es alegría, es como para los agricultores y todas las personas que adoran el medio, ver crecer una nube, que llueva y luego salga el sol, tal vez con un posterior y embelesador arco-iris, también debe ser bello para los pescadores y cazadores, aman la naturaleza, y más en sus reposos.

En todas las profesiones hay seres sencillos, sujetos que aman la belleza, sus raíces, como se ama en algunas profesiones las raíces de las palabras, para los lingüistas es bello apreciar el encanto de un concepto y de una palabra como metamorfosis, es una imagen bella, las palabras pueden ser elegantes y estar asociadas a imágenes adorables, es admirable que haya personas que se aprecien más el concepto y otras la práctica, la variedad es sublime.

Es bello esperar que pase la tormenta, ¿Quiénes no hemos padecido tormentas en nuestras vidas? Tras la tormenta llega la calma, y el arco-iris, con esos siete colores, que anuncian la salida del sol, pero no por eso la lluvia es nada despreciable.

Todo se basa en la movilidad y la intención, en querer ver a alguien bien, el movimiento es acción, un agricultor, como otro trabajador necesita ese movimiento para ponerse en marcha. Algunos podemos generar obras más o menos extensas, la diferencia entre unos y otros causa movimiento, atracción, sería mejor que se alejasen las disputas, los arboles, cada uno de los brotes de cebada, o centeno, conviven sin problemas, aprendamos de ellos.

La naturaleza es tan sabía que enseña a aquél que quiere aprender, el hombre en la mayoría de ocasiones también ha sido sabio, y siempre intenta avanzar para encontrar un rayo de sol, cuantos problemas nos hemos podido encontrar en la vida, y cuantas veces esperamos con parsimonia a que pase esa tempestad, y dé lugar al calor acogedor del astro….

Los animales son unos seres inteligentes algunos, son seres que tenemos de respetar y cuidar porque ellos nos llevaron a lo que somos.

La naturaleza, siempre ha sido el principal maestro y ha llevado a progresar a la persona, el hombre primero fue mono, muchas otras especies se reían de él, era gracioso, la gracia era un don, pero los otros animales no lo sabían, había aprendido a andar sobre los dos pies, pero era el gracioso del mundo, se cansó de ser el necio para los ojos de los otros, pensó que podía ser más respetado, el hecho de pensar y su pudor marcaron la diferencia, no sabía cazar, pero empezó a observar como hacía el lobo, cuya cualidad principal era la observación, y vio que él también podía analizar. Analizó como se comportaba el gato, era ágil en sus movimientos y captaba las sensaciones que le ofrecía la naturaleza, así el “hombre-mono” empezó a saltar sus primeros obstáculos, progresó, y aprendió a cazar, de esta manera pudo alimentar a sus hijos, para agradecerles cuanto le habían inspirado permitió que fueran sus compañeros más cercanos: domesticó gatos y perros, y les despojó del miedo que sentían por aquel ser que era capaz de razonar. A partir de entonces siguió observando y captando todo lo que la naturaleza le proporcionaba, y se dio cuenta que había animales que tenían una característica inédita hasta entonces, animales que cantaban y volaban, y que alegraban el paso del tiempo: los pájaros, todo eso lo hacía mientras observaba, cazaba y pescaba.  El hombre se quedaba impresionado con el vuelo de las águilas, que con sus grandes alas se sostenían en el aire sin mayor esfuerzo, de este modo, observando todos estos animales, el hombre vio que se podían hacer muchas cosas para mejorar su comodidad. Y es que el hombre fue tan perro que no se quería cansar desplazándose: paulatinamente se inventó la rueda, la bicicleta, los carruajes, los coches y las motos. Su inteligencia aumentó: se volvió un perro viejo. Estaba tan contento que comenzó a saltar como los gatos y a comunicarse, a hacer música y cantar como los pájaros, haciendo volar su imaginación consiguió, otra hazaña, uno de sus sueños: volar, imitando la grandeza de las águilas, así surgió el avión. Y lo vio claro, todo aquello era simple, el hombre hacía volar su imaginación y era terco como los toros. Pero a veces nos olvidamos de los más básico, el respeto a nosotros, de dónde venimos, un individuo cuando sale a pasear, casi siempre puede gozar viendo esas sencillas mariposas, El hombre había sido mucho más primitivo y sencillo, sencillez que veía en el revoloteo de aquellas dos mariposas, volando juntas y llenando el paisaje de colores. Dos mariposas que jugaban y que no sabían volar demasiado alto y se habían hecho grandes siendo, simplemente, unas larvas, un ser sencillo, primitivo, y sin complicaciones, que antes, mucho tiempo antes había sido “monocelular”, ese origen tan lejano.

No por ser gusanos, nadie los tuvo que pisar ni despreciar, seguramente eran como esas raíces de los árboles, algo por crecer, como ese mono de quien se reían, el gusano tal vez ya era feliz en su forma, lo único que cambia en realidad es la apariencia, el cambio era vida pero lo más importante es el respeto a lo tradicional, cosa que saben todos los amantes del entorno, la sencillez, la amistad, no se pueden olvidar como el respeto, son las bazas de los humanos, lo que nos debe diferenciar del resto de seres, todos muy bellos, todos respetables, no debemos olvidar quienes somos.

Me surge una pregunta ¿Han cambiado las personas? La sociedad sí que cambia, pero el interior de las personas es algo más difícil de alterar.

Recuerdo aquella frase de aquel escultor, la escultura ya estaba hecha, yo solo le he quitado lo que sobraba. Los grandes genios aprecian las grandes formas y la belleza.

La amistad, que aspecto tan humano, inteligente, tradicional, y cuantas veces parece que las personas se olviden de ello.

¿La humanidad es más grande que la creación natural? Tal vez el hombre pueda tener la posibilidad de crecer, que crezca hacia el progreso, que ande sobre los dos pies, que no retroceda, para andar con la cabeza alta el hombre debe respetar el entorno. Cada detalle de la profundidad de la existencia humana es como esas gotas donde el agua escoge pasar. ¿Esa estalactita es la mayor creación de la humanidad? ¿O la creación es como esa catedral de Gaudí o esos rascacielos en que se ensalza hacia el cielo?

Creo que el hombre tiene que aspirar alto pero no olvidar la tradición, como esas cosas que no cambian pero que son tan bellas y se debe empezar por respetar, todo agricultor respeta esas mariposas, tiene consideración por la naturaleza, la naturaleza es paciente, sabe esperar al hombre, sabe que tiene una gracia especial, algo que le fue dotado, pero que no la deteriore, que busque la unión….

Qué maravilloso es que se construyan ciudades y personas con valores, nunca se debe dejar de hacer, la modernidad no debe aplacar esto, ni tampoco el estrés o las estridencias de la sociedad

Que extraordinaria es la naturaleza, es la inspiración de muchas personas, es capaz de hacer aparecer vida, sacar un conejo de la chistera, convertir un ser en una mariposa, procedente de una simple larva, una raíz la convierte en una hermosa planta con flores y frutos para comer, de un huevo saca un pájaro, del mar saca los peces nutrientes y sabrosos, esperemos que nosotros de las conversas, saquemos más unión, es bueno conversar con la naturaleza, con la tierra, con el mar, con el silencio y el propio movimiento, el trabajo es una conversa, un intercambio, y esa conversa es propia de labores de perseverancia y de conseguir perseverar, es grato razonar y hablar con naturalidad, respetando los distintos equilibrios.

Espacios cerrados, voces que intentan ocluir, personas progresivas, dan votos originales y respetan sus valores establecidos

Existían tres caminos en el pueblo, uno era aquél que ascendía a la montaña, el otro pasaba por el centro de la población y ascendía algo en su trayectoria, parecía ser un camino algo menos pronunciado pero escondía también algunos misterios y otros recursos, era un camino algo más cómodo para acceder, era bastante evidente, ambas sendas escondían misterios,  siempre había quien al avanzar por ellos pretendía poder apaciguarse en su carácter, era cercano a esas personas que no alzaban en exceso la voz, ni pretendían  ser dueños de ninguna historia increíble pero pretendían dotarse de impresiones , esas impresiones eran una proximidad a la abertura, entre todas aquellas personas que pasaron por su vida, tampoco fueron personas muchas de ellas que por su manera de pensar llevaban a pensar en la ilusión y la plena madurez, podían ser personas estáticas en su pensamiento o en su opinión, no tenían establecido dotar de ningún título las largas carreras, la gran mayoría de personas tenían una manera de pensar normalizada, pretendían vivir, y la gran mayoría pretendían generar movimiento, no eran personas que se pudiesen pensar que podían llevar a la práctica unos excesivos asuntos, eran muchos de ellos personas que no pretendían y querían  dar valor a los estudios en particular, el origen de todo podía ser ese, dar valor a largas carreras, y no camuflar otros asuntos, poder generar y no entorpecer, ese era el respeto que podían buscar, no pretendían abastecer otra identidad que no pudiese ser esa, algunas personas podían sentir rabias al acercarse  a otras personas,  pretendían poder ser justas en su esencia y no individuos cerrados, no querían arriesgar, pero algunos sucesos fueron muy  desafortunados y no funcionaban de esa manera, algunos aspectos en muchas ocasiones no eran cercanos a escenarios de película, las pantallas de cine no se tergiversaban, pocas personas eran individuos que pudiesen desenvolver grandes papeles,  eran aquellos individuos que pretendían silenciarse en algunas ocasiones, algunas personas intentaban acercarse para poder hacer algunos tratos con la gente, siempre podía haber quien tenían algunas intenciones en la vida, había muchos otros que intentaban silenciarlas, siempre había esos quienes pretendían avanzar a su aire o ofrecer una excesiva confianza a relaciones con personas que no conocían a medio plazo, ni tampoco querían avanzar con la cara sucia, pero no pretendían engañar a otros individuos, ni a quienes podían ser cercanos, no solamente por ideas, más bien pretendían ser esas personas con valores, y respetar el peso de las cualidades personales o las distintas ideas, procuraban apostar por sus creencias y sus ideas o distintas maneras de creer y pensar filosofía, no trataban de esconderse ni hacer sus estrategias, tampoco pretendían engañar a otras personas al coger ese tren que se dirigía hacia ese movimiento, no eran personas escandalosas ni con ningún rastro de frialdad ninguna de ella y algunas habían escogido ese camino ascendente y otras personas ese camino más  disimulado en pendientes en apariencias y otras personas ni tan solo los habían escogido.

Muchas de esas personas pretendían generar movimiento, eran la gran mayoría de ellos a las que no les gustaban algunos asuntos, incluso cierto número de personas no creía en la fraternidad, ni  sabían que eran personas de unas familias enriquecidas, tampoco tenían ninguna queja sobre esos asuntos, algunas de esas personas se movían tan solamente por sus instintos, respetaban su cuerpo, e intentaban por todos los medios poder respetarlo, algunos eran aquellos quienes sabían que el movimiento era importante, pero no definitivo y muchos no creían en nada más que en el valor de sentirse plenos, y no ofrecer tergiversaciones, aspecto que podía considerarse destacable.

Algunos decían su opinión, muchos la podían pretender escuchar y mover ciertos asuntos, la justicia era muy difícil de poder abastecerse, nunca se debía pretender frenar la calidez ni la naturalidad de ciertas personas o individuos, ni acallar ilusiones, podía ser más grato el sentido del humor de quienes se podían creer como humildes y respetar un origen o un silencio en ciertas ocasiones, o un respeto particular y algo cierto, la humildad, en la gran mayoría de ocasiones significaba poder respetar la identidad de otros sin entorpecerla ni dejarla de escuchar, la originalidad consistía en pretender darse  valor a uno mismo, no pretender entorpecer con estrategias encubiertas a personas que sabían que con el uso pleno de sus cualidades podían aspirar a generar,  ni buscaban los puntos débiles que debían tener otros individuos, tampoco frenar su voluntad, ni su plena capacidad, ni camuflar muchos aspectos ni cambiar algunas posturas de forma inadecuada,  la mejor opción debía ser ese acertado camino que también abastecía esa posibilidad de saber estar solo en algunas ocasiones, y avanzar uno mismo, sin tener que generar otras posturas que pudiesen ser algo más inadecuadas, pero intentaban avanzar y progresar con un mensaje que pudiese ser inteligente, no pretendían generar diálogos que alejarse de su más apropiada postura personal ni dar votos a circunstancias alejadas de las distancias personales, ni desaprovechando fortalezas, tan solamente pretendían poder ofrecer con plena naturalidad.

 

Eran algunos de esos quienes de pequeños habían escuchado en espacios oclusos, acentos cerrados con voces altas en ciertos tonos algo continuos.

Ciencia y ficción

Tras un tiempo hoy he podido reposar en la lectura de un libro, al anochecer he escuchado una canción que me ha llevado a un maravilloso y sereno atardecer tras un periodo longevo prosiguiendo diariamente con las labores, mientras, veía como la luna se teñía de una tonalidad especial, será porqué he tenido un día tranquilo que hoy me he parado a contemplarla.
Pensé mientras leías esas páginas, como tantos otros que la máquina podía ser muy válida pero el hombre tenía más valor, el libro que he leído no era solo encantador, el libro que he leído llevaba mil batallas en sus adentros, era la historia del autor en cada una de esas hojas relatadas, como había progresado en cada una de esas pretéritas etapas transcurridas imaginando poder ser algún día ser protagonista de esa historia de ciencia y ficción, con un nombre y unos sentimientos algo tergiversados.
No solo era el encanto del papel lo que me embelesaba, era el encanto de esa crónica que contaba las batallas de miles de valientes, de esas que perduran y se acercan a la ficción, cada uno de los párrafos me ha proveído de valentía y me ha hecho posible ver más el rastro de esa luz interior, mañana cuando llegue al trabajo en mi reunión, pensaré que debo esforzarme, pensando que cuando sea algo más grande pueda ver un mundo mejor, espero hoy en la serenidad de la noche a que sea la jornada de mañana, hoy me ha apetecido leer, sumergirme en páginas de tempestades y de furia por no decaer ante esos obstáculos y las emociones que las ocasionan, también he escuchado esa melodía, era capaz de amansar a muchos tras sus batallas diarias, era compuesta por alguien que sabe que han existido mejoras, pero que igualmente conoce de la dificultad que conlleva aspirar a que se escuche su propia sinfonía con tanta valentía inmersa en cada acompasado paso que la ha llevado a ser, esa que interrumpe conflictos y hace que la gente tenga ganas de bailar o de serenarse tras las duras jornadas, esperando que llegue el momento de hacer esa pausa al atardecer, mientras redacto esos correos que me facilitan tanto la tarea de la comunicación y leo ese artículo del periódico, que recalca que algo tal vez hoy, tras tanta esperanza anterior, pueda empezar a mejorar, porque la gente empieza a valorar más a los otros, como al autor de ese libro genial, como esa balada con rastros de sabiduría y otros románticos, como quien pinta con un pincel y deja un reflejo que calma ánimos, e involucra a la gente con destellos de mayor serenidad, y estando satisfechos de vivir en la actualidad, sabiendo que la tecnología facilita que se comuniquen las personas y que se den a conocer obras y labores de valor, de esas que llevan a las personas a ser cada día mejor y darse cuenta cuando se equivocan, porque no son como esa pantalla que parece que nunca falla, pero que algunas veces distrae a las personas en sus relaciones, pero otras veces, como otras creaciones nos han llevado a crecer.
Me gustaría pintar sobre un lienzo un arco iris lleno de luz, como quien en la lluvia y el sol ve la alegría, como quien en esos días de labor espera esa pausa, y vive con alegría.
He observado la naturaleza, grita para juntarse a ese baile cuando está feliz, quiere que las personas se acerquen y sonrían solamente con la intención de divertirse .
Saben que eso es propio de la vida, como promover buenas acciones, promover la alegría en pleno apogeo explosivo jubiloso de la vegetación, y buscar crecer al ritmo de esos acompasados ritmos o esa escultura que dota a la humanidad de todo el entusiasmo anterior, y que nos lleva ese mensaje para que no se nos olvide la ilusión, la ilusión es el mejor mago, es quien en un día de tormenta, en esas nubes negras y esa lluvia intensa ve la luz del sol, quien tras una melodía fabulosa, descubre el momento más especial, aunque esté solo en su casa escuchando esa canción pensando con juicio que mañana debe volver a hacer un esfuerzo más, que ya llegará esa jornada festiva y alegre tras esas labores diarias, o tras los múltiples exámenes que no parecen tener desenlace, en que uno prefiere estar centrado, sin distraerse, sabiendo que tras ese momento gozará más, y esa música le llevará a poder desprenderse de esa propia tensión y de tantos momentos procurando no distraerse y estando concentrado en su provenir gozando en ese júbilo jocoso, porqué precisamente ha pasado tantos instantes pensando en estar más cercano a poder abastecer ese horizonte aún lejano, que puede parecer una utopía, pero creer que llegará a ese lugar tal vez aún sin nombre o tal vez con un nombre difuso y aún ficticio, tras esos bailes y esos estudios y reuniones con otros compañeros y compañeras en esos esfuerzos colectivos que a uno le ayudan a proseguir.
Hoy con ánimo leeré un libro que no tiene ni principio ni fin, porque al leerlo no me llevará más que a aquello que puede parecer insignificante para aquellos que tal vez puedan hacer caso a los comentarios de sus compañeros y piensan que esas redacciones son aburridas, pero muchos cuando leemos esas páginas evocamos a lo que nos ha llevado a crecer, otros las habrán conocido más tarde, pero el libro no tiene fin, porque es solamente aquello que no tergiversa mi historia, solo me hace navegar por unos instantes sin alejarme de mi actual paraje, por un oleaje que es acompañado de una cierta calma, y cuando finalizo esa lectura acabo más renovado, sabiendo que otro día de marismas llegará, habiendo transcurrido por un tiempo en que se difuminaban mis pensamientos y unas tonalidades más vivas se dibujaban en el tapiz, inconscientemente vuelvo a esas lecturas que me enriquecieron por ciertos instantes, sé que esa lectura no tiene final, porque el fin de la historia la única pequeña gran hazaña que ha logrado en mi es poder por fin sentir el aire que me ha acariciado y renovado, me siento algo más ligero, tras ese oleaje disimulado, es la historia presente con la memoria transcurrida de tantos días de tempestades, de haber navegado buscando ese faro sin sucumbir, de haber pensado que tal vez el fin podía llegar, pero imaginarme que en el pasado otra lectura me hizo crecer, mientras otras y otros miraban la luna y otros vivían y escribían sus propias crónicas con el intento de hallar ese sentido a esos presentes que para cada uno de ellos eran distintos, cada uno de esos eran quienes escogían en cada momento narrar sus propias historias, y escuchar esas canciones para romper silencios y momentos de soledad. Muchos éramos quienes pensábamos que quedaban aún unas horas para que llegase ese mañana y cada uno las aprovechaba como quería, unos pensando en la jornada siguiente, otros pensando que lo importante era reír, y muchos otros navegábamos entre esos mares tan distintos en cada uno de esos días, otros se sentían dichosos pudiendo sentir la calidez de los colores pardos, como con la parsimonia de los días de cierta calma, y otros muchos decíamos en voz alta que no era necesario ser excesivamente cercanos a ser algo temerarios, la vida podía ser longeva, no acababa allí.
Habría otras jornadas en que las historias diarias de cada uno nos harían surcar por ciertos mares y nosotros creceríamos en ellas, aprenderíamos a andar por la vida, con cada uno de los pasos que sin pretenderlo nos dotará de ese valor que para cada uno desde pequeños ya tenían nuestras vidas.
Uno avanza entre ligeras fluctuaciones y lecturas, pero los pasos remotos, se guardan en la memoria, como ese mar, nadie conoce sus batallas remotas, nadie sabe quien ha pasado por allí, solamente él recuerda cada uno de esos pasos y aquellas batallas percibidas por esos hombres valientes de mar, que se enfrentaban a aquello que cada jornada en sus tiempos les iban a deparar sus jornadas, en esas nada apetecibles tormentas descubiertas a distancia, solamente el mar recuerda como batallaron esos hombres, tormentas apaciguadas como por esos oleajes algunos imperceptibles, y aunque él siga invariable, guarda en esos recónditos secretos cada uno de los oleajes que han crecido desde esos remotos momentos en que algo nació de su inmensidad, cuando quien se aventura en el mar no sabe aun bien lo que busca, pero se aventura, muchos ponen a prueba su valentía, Las historias no tienen principio ni fin, tienen una parte de ciencia y otra de ficción, navegando en ellos uno avanza en su historia imaginaria, unos días, como cada partícula de arena y sal, como quienes se aventuran en esas batallas repletas de valentía, buscando ese horizonte deseado, esperando llegar a la orilla del mar, la tierra soñada, tras esas batallas pasadas llenas de valentía, con ese extraño sabor a sal.
El mar es tan inconmensurable que sabe que por mucho que otros canten cerca, otros lo quieran ilustrar y algunos otros quieran narrar tempestades, él tiene un principio y un final que solamente conoce él, por muchas historias de marineros que puedan narrarse, solo el mar conoce la lejanía y la inmensidad de su horizonte, como cada una de esas historias con toda su profundidad, escondida entre baúles que guardan esos secretos, como cada una de los pretéritos momentos que sabe que en realidad le han hecho crecer, con cada una de esas gotas y rastros de sal, solamente el mar sabe con plenitud lo que se esconde en él de la vida, entre esos seres que a muchos hacen soñar y quieren descubrir, con toda la belleza y lo inconmensurable que es ese horizonte tan lejano, difícil de vislumbrar, es como el mar, infinito, pero puede acercar a las personas a soñar,lleva a muchos a ese deseo de difuminarlo y en un intento inalcanzable, querer hacerlo real.
Es propio de una historia de ciencia y ficción.

Si no se genera tolerancia se causa controversia

Mi esfuerzo, con mi propia manera de pensar es en dirección a la intención de generar el  ejemplo de acercamiento de relaciones  naturales entre las personas, como en las competencias particulares, teniendo de persistir en mis jornadas diarias con todo el esfuerzo propio ante todas las incomodidades que se me presentan sin un pleno de disponibilidad de poder hacer  uso de recursos ante posturas  nada cercanas a la madurez, empezando por el salto de aspectos próximos al progreso del conocimiento que se  saltaron con graves ejemplos y que han ido derivando en fruto de intolerancias y prejuicios porque a las personas se les ha ido privando de la opinión propia, generando en malos gestos constantes con afectación de la intención de las personas, y generando esas malas influencias en que las personas pierdan valor por la intención e ver alegres a las personas que aportan , con una grave pérdida del valor, con graves discriminaciones para generar puntos de grave intolerancia, y con la afectación de la opinión y las intenciones de las personas  genera en una situación de poca dar poca relevancia a la ética.

Todo eso no favorece la valorización ni la ilusión, ni el valor de la inteligencia ni la competividad, tampoco se promueve el valor del esfuerzo ni el fomento de las aportaciones y el propio ejemplo, con graves incomodidades e influencias. Todas estas promociones de situaciones inadecuadas que se ven desde hace tiempo, con difusión de valores nada favorables  generan que las personas actúen con prejuicios debido a la opinión que se difunde con graves influencias y posturas que no se corrigen y eso conlleva que no se generen relaciones de forma habitual, estas situaciones de falta de abertura y al no corregirse posturas inadecuadas, causan que la gente no pueda opinar de forma abierta y que se generen prejuicios y no se respete la progresión normalizada, ni posturas cercanas a la abertura.

Si  no se genera tolerancia aun con  las progresiones que se generan se resta importancia  a los valores, como la difusión desde hace tiempo de ejemplos alejados de  privacidad y con mala influencia, ante la cual se generan situaciones controvertidas.

Todas estas situaciones en las que no se genera madurez como la difusión de aspectos no verdaderos, no generan posturas abiertas y al no corregirse los malos ejemplos que se promueven no se  posibilita que exista una mayor tolerancia y  eso conlleva que sean presentes situaciones de controversia y que son alejadas de la naturalidad.

 

 

 

 

 

¿Cuánto falta?

Hay muchas personas que están ocupadas en sus labores y al mismo tiempo esperan a que llegue el momento de la jubilación. Uno se puede sentir afortunado si en sus anhelos solamente es relevante que llegue el momento de sus vacaciones y no piensa en poder ausentarse de su empleo.

Por ello de la importancia de encontrar funciones que nos causen satisfacción, y también de la magnitud de la calidad de los puestos de trabajo que se ofrecen. Es tan significativa una cosa como la otra, si encontramos una ocupación en la que nos desarrollamos con comodidad nuestra calidad de vida mejorará.

Es fundamental que nos situamos en nuestra órbita, muchas veces nuestro ámbito nos lo otorgan nuestras aptitudes personales y cualidades. La satisfacción personal empieza por no preguntarse lo que falta para la hora del descanso, el mediodía o para finalizar cada jornada.

Hay personas que hacen estratagemas para no acudir al trabajo, muchos somos los que nos equivocamos, debido a las presiones de la sociedad o las modas, es sustancial que cada uno opte por aquellos estudios o entornos en los que se sienta más cómodo.

También es necesario crear bienestar en las personas desde la adolescencia, de otro modo es lógico llegar fatigados al momento en que uno se debe decidir, y de ser así es fácil que el joven se sienta influenciado por sus padres o las amistades a la hora de elegir hacia dónde encaminar su futuro.

Es desagradable para muchos comprobar cómo pasan los años y han perdido oportunidades, son varias las posibilidades que la sociedad propone para poder rectificar, pero es bueno acertar pronto o enmendar a tiempo un rumbo errado, de otra manera una persona puede tener que cambiar de trayectoria en edades poco adecuadas. Es mucha la relevancia del entorno que se ofrece a los adolescentes para que éstos lleguen en buenas circunstancias a los momentos decisivos, como cuando tienen que elegir en esta etapa juvenil, tan significativa. Si uno se aleja de un rumbo adecuado es probable que cuando sea adulto parezca aquel niño pequeño que cada jornada pregunta, ¿cuánto falta?, y esto es un signo evidente que hay algo a mejorar. Un ser es bueno que sea niño por ilusión y no por impaciencia.

Recuerdo la teoría de la Pirámide de Maslow, como una conjetura donde constaba la autorrealización, esta teoría obviamente es diferente para cada persona, también me viene a la memoria la canción de Fito & Fitipaldis, que menciona “… empezar la casa por el tejado … “, sin duda es bueno que una persona empiece por cosntruirse a sí misma a raíz de lo que más le gusta, y de esta manera cubra sus necesidades básicas.

Hay quienes se alejan de los valores, la madurez es un factor muy importante en las personas, especialmente a la hora de escoger el rumbo adecuado, la educación que recibe un individuo es sustancial, tanto en su núcleo familiar como en el ámbito de la enseñanza, hay jóvenes que pueden desencaminarse del entorno idóneo, con las consecuencias por su bienestar que ello supone, toda persona con inquietudes sabe que la jornada de trabajo es muy significativa, y ésta repercute en el tiempo de ocio, y en el entorno más próximo.

Es difícil disponer de plenitud en la vida, pero un mayor bienestar general e individual puede ser posible, es apropiado ser inquieto e interesarse por el porvenir, toda persona que se desarrolla será el futuro mentor o padre de otros jóvenes, un pilar personal es el ámbito familiar, y el otro el escolar, ambos son primordiales en determinados periodos.

Asimismo es necesario cultivar la humanidad en las personas, hay quienes se escapan de las inquietudes intrínsecas y no saben lo que quieren. También es importante fomentar la ética en los niños y jóvenes y alejarlos de aquellas facilidades que los llevan de mayores a gastar sueldos con caprichos constantes, son personas que no se involucran en su porvenir y sólo les interesa el salario en su lugar de trabajo. La educación que recibe una persona en su niñez y de adolescente es clave para la propia madurez, y en ese momento de decisión, es indispensable una buena orientación. Una persona con valores repercute de manera adecuada en sus hijos y su núcleo familiar, los futuros adultos; lo más adecuado sería que todos estuviéramos satisfechos con nuestra labor, las personas que se interesan por su futuro acostumbran a establecer un canal de educación amplio para sus descendientes.

Es difícil que uno piense, “espero que esto no acabe” pero debe aspirar a no estar muy alejado de esa intención. Si cada uno de nosotros estuviera bien situado, en la tarea correspondiente, la sociedad avanzaría mucho mejor, y seguro, que, además, estarían cubiertas todas las ocupaciones, por eso es esencial orientar bien a los jóvenes a la hora de elegir sus profesiones y que se encaminen, el trabajo de retomar el camino de las aptitudes propias después de haber escogido erróneamente es bastante fatigoso.